viernes, 27 de abril de 2018

Desvarío Nº 60

Al inicio me parecía irritante verte acariciar los gatos, hasta a veces me preguntaba si te lavabas las manos luego, jajaja. Siempre te observé con la misma conducta y con el tiempo me pareció gracioso. Hoy me parece tierno y si veo un gato también lo acariciaría sin embargo huyen de mi. ¿Será por todas las veces que los asustaba cuando se acercaban a mi salón?  Dices tú que si.

Hoy me sentí un gato, hoy con el cuerpo despedazado y la cabeza que me explotaba me acariciaste, sentiste mi malestar y me acogiste como un gato abandonado, me llavaste un café al salón, bonito detalle, conversamos y conversamos y no sé por que veo en ti algo extraño, algo como "necesito ayuda" o "vámonos de aquí". Lo dejé pasar porque tú tienes un compromiso que valoras y no es correcto, mis textos no son correctos y siempre que los lees me restriegas en la cara que soy, valga la redundancia, un descarado.

¿Doy miedo? ¿un miedo que no asusta? A pesar que trataste de explicarte te entendí poco, ¿que debo ser franco con ella? sentí que debía hacerte esa pregunta a ti pero no me atreví, mejor la lees aquí y asunto arreglado. ¿Soy malo? No. Sé que no lo soy, sé que puedo ser muchas cosas, pero malo no.

Mi cabeza :( aunque reírme me hizo bien, ver tus ojos también, ¿sabes que es raro y porque sigo escribiendo sobre ti? Pues simplemente me da risa cuando me lees algunas partes y te pones colorada, sonriendo como si no quisieras hacerlo, como cuando haces una maldad. Gracias, por lo de hoy, no sabes el sueño que tengo, las ganas de ir a casa y refrescarme con una siesta (contigo) jajajaja y con esto aseguro que al terminar de leer esto te pondrás roja como un tomate.


lunes, 23 de abril de 2018

La Parábola del tigre y las 3 gallinas.

Un día un tigre hambriento entró sigilosamente a un corral, causó tal alboroto que todas las gallinas, asustadas, solo esperaban ser devoradas por el hambriento tigre. Una por una eran tragadas casi de un solo bocado por el despiadado tigre, hasta que saciado el animal se dio cuenta que quedaban 3 gallinas, una blanca, una gris y una negra. Asustadas las tres gallinas y temiendo ser devoradas le dijeron al tigre si podía perdonarles la vida y a cambio atraerían mas aves con sus cacareos para que los devore cuando este hambriento, a lo que el tigre le pareció una buena idea.

El tigre contento devoraba día tras día los incontables gallos que venían por los cacareos de las gallinas. Satisfecho y contento con las gallinas no se dio cuenta que tramaban algo.

La gallina blanca quiere servir al tigre, a pesar del trato y de que devoró a sus amigas, es piadosa y perdona todo, no le importan las mentiras del tigre y sigue junto a él pues sabe que si lo hace bien no corre peligro. No escucha los consejos de las otras gallinas y olvida su propia existencia pues se encariñó con el tigre. 

La gallina gris planea huir, dejar al tigre e irse lejos, piensa que sería facil, pues sabe que el tigre tiene mal olfato, quiere dejar todo, así como está, incluso abandonar a las otras dos gallinas pues a ella solo le importa salvarse y a pesar de lo vivido entiende que estaría a salvo lejos del tigre aunque su plan sea a largo plazo.

La gallina negra quiere venganza, es maliciosa pues, conoce otros tigres peores, ha mentido anteriormente y  a tigres mas feroces, entonces solo espera el momento indicado para traicionar al tigre y darle la lección mas terrible de su vida. Lo hará pues está cerca de concretar su plan, mas cerca de lo que el tigre se imagina.

De pronto el tigre reacciona y empieza a sospechar los planes en contra de él y decide esperar a ver cual de las 3 gallinas actuará primero, pero lo agobia la duda pues no quiere perder su fuente de alimentación pues moriría.

Las gallinas saben que el tigre empieza a sospechar y disfrutan el momento, pues el tigre no se imagina cual de las gallinas cumplirá sus planes y nunca lo sabrá pues al final morirá solo.

Exégesis:
El tigre eres tú, las gallinas en el corral que fueron devoradas son nuestros recuerdos de momentos felices. Las 3 gallinas soy yo. Los planes de cada gallina son mis alternativas. La duda del tigre siempre quedará pues nunca sabrás cual de las 3 gallinas soy o tal vez las 3 a la vez.










miércoles, 18 de abril de 2018

¿Puede que te equivoques?

Puede que te equivoques al afirmar eso de mi, puede ser que sea casi todo lo contrario y que tu suposición no sea mas que una ilusión que tus ojos hacen sobre mi cuando ven solo lo que quiero mostrar. Eso es amiga, puede que te equivoques, apostaría todo a que estas errada con respecto a mi, mas doblaría mi apuesta sobre lo que yo dije ti. A pesar de que no respondiste, estoy seguro que acerté y que te dio tanto miedo que solo atinaste a callar.

Absurdo, sé tanto de ti y tan poco de mi, francamente no me conozco, no sé lo que soy, solo estoy seguro de lo que no soy, y por eso afirmo que te estas equivocando. Pero no eres tan ingenua, algo de cierto hay en tus palabras, algo de verdad dijiste pero escasamente cerca, lo mas cerca que estuviste fue cuando dijiste: soledad.

Y al parecer es la palabra en común que une nuestras diferentes vidas. Difícilmente nuestros caminos se hubiesen cruzado, el azar, el destino y demás patrañas, no tienen nada que ver, yo olvidé mi llave y tu borrabas la pizarra, volteaste, volteé, sonreíste, sonreí, dijiste hola, hola respondí, gaseosita dije, sí dijiste y aquí estamos, conociendo cosas uno del otro, en plan de amigos, con compromiso tú, disfrutando la vida yo. No me juzgas (todavía) no te juzgo (no hago eso).

No soy el mejor amigo, soy olvidadizo, si no me avisas no recuerdo en que quedamos y si no lo escribo es porque no me importa. Confieso que me sorprendiste con tus gustos musicales, me asombraste por tu apego a los gatos y me inquietaste por tu afición por dormir. No esperaba ninguna de estas 3 cosas.

Al margen de tu opinión sobre mi, no quiero que malinterpretes ni que te incomodes y si lo haces, dime que sabes que me aparto sin ningún problema. Lógicamente no me gustaría eso pero como te dije siempre la sinceridad por delante. Un abrazo y buenas noches, gracias por leer.




lunes, 16 de abril de 2018

The year of the Cat...

Don’t bother asking for explanations
She’ll just tell you that she came
In the year of the cat.
She doesn’t give you time for questions
As she locks up your arm in hers
And you follow till your sense of which direction
Completely disappears

No aburras pidiendo explicaciones,
Ella sólo te dirá que ya llegó
En el año del gato.
Ella no te da tiempo para hacer preguntas,
Mientras encadena tus brazos en los suyos
Y tu la sigues hasta que tu sentido de orientación desaparece por completo.

Es imposible no observar esa tristeza en tu mirada, eso que tus ojos no saben ocultar, aquello que tus pupilas esconden pero que inevitablemente yo distingo, pues he pasado por cosas peores, he tenido la tristeza y la decepción en los ojos, por confiar cuando no debí, ¿qué es lo que te ocurre? sonríes con los gatos y conversas de todo, si, de todo, de como te va en tus clases, de tus estudios, de tus relaciones curadas, de tus tormentosos amores pasados y aun así la tristeza sigue.

Y cuando te pregunto por ello, sonries como queriendo llorar, sonríes como diciendo "no sigas" pero conociéndome, sabes que no pararé hasta decifrar lo que no quieres que decifre. Otro gato y vuelves a sonreir, aunque esta vez el gato no se te acerca.

Hay señales, the sign, you understand me. No nos parecemos, no? jajaja nuestras vidas han sido como hojas de distintos libros, conoces algo de mi y yo de ti pero cada quien sabe lo que el otro debe hacer, jajaja, fascinante,  que paciencia la tuya y que tenacidad la mia, mientras vuelve a pasar otro gato y me cuentas de tu hermana y sus espasmos, yo observo nuevamente la mirada triste que te envueve.

Por mas de dos años fuimos extraños, personas que vivían sus vidas al margen el uno de la otra, y vimos pasar muchos gatos frente a nosotros, tú con cariño y yo con desdén, pero ha pasado el tiempo y sin querer adularte, eres una de las personas mas sinceras que conosco, a veces brutalmente sincera, a veces ingenuamente sincera, a veces tiernamente sincera. Pero cuidado, hay un riesgo alto de mostrarte así: la terrible decepción de la no reciprocidad. Aunque te aseguro, no seré yo quien falte a ese convenio. Siempre sinceros.

Punto y aparte. Sé que crees conocerme y me lo dices, solo porque lees mis textos al detalle, pero me encanta tu conclusión: que simple y complicado eres. Lo mismo digo cuanto pasa un gato y juguetonamente buscas acariciarlo, pues así son mis textos, una caricia a un gato extraño que tiene la oportunidad de irse o quedarse pero que siempre tendrá un destino distinto.


lunes, 9 de abril de 2018

3 cosas extrañas, muy extrañas

1. Le gustan los gatos. guaj! a mi no! a mi los gatos me gustan pero de lejitos, de bien lejitos, me parecen tiernos pero mas tierna me parece la manera en la que ella los adora, si ella pudiera, adoptaría a todos los gatos del mundo y pensándolo bien, sus ojos tienen ese rasgo ágil y curioso. Una mirada felina, como con ganas de dar vueltas a mi mundo, curiosear con mi mente y juguetear con mis palabras.

2. Tiene un romance con su sueño, por no decir que le encanta dormir. ¿como se verá dormida? tal vez tan angelical como cuando la veo sentada en su escritorio pensativa o concentrada. O tal vez vivaz y sonriente como cuando enseña idiomas dentro de aulas hechas a su medida. Lo cierto es que tiene esa ligera apariencia entre lo fuerte y lo débil, entre lo gracioso y lo formal, entre lo bueno y lo malo.

3. Algo mas sorprendente aun y que descubrí adrede: le gusta el rock. Y por si fuera poco, el rock clásico, y si eso no fuera suficiente, el rock clásico de los 60's, 70's y 80's tipo Presley, Anka, Springsteen, Stewart y demás, que placer. Aunque como no todo puede ser perfecto, también le gusta "el farsante" de Ozuna (jajaja) una debilidad de su edad por supuesto.

Extraño, muy extraño, tres detalles que hacen interesante a una persona, costumbres de otra época diría yo, los gatos, dormir y buen rock. Vaya vaya.



martes, 3 de abril de 2018

Premonición del adios

Tengo el claro presentimiento que pronto llegaremos a un punto sin regreso, estas haciendo algo que terminará con todo y eso me fastidia sobremanera, no sé por qué lo haces, si todo era tan perfecto, es como un instinto suicida, como si ante todo que es perfecto, como tu sonrisa junto a la mia, como nuestras manos y nuestros besos, como si eso valiera nada, actuas a escondidas sin confiar en mi.

Tal vez sea eso lo que nunca llegaré a entender de ti, decir que me amas y destruir tus propias palabras ocultándome cosas que sabes que no están bien o que no deberías hacer.

Es increiblemente estúpido, todo esto estaba tan bien que no logro entender por que lo haces. Y frente a todo esto yo callo. Hago silencio. Observo como se acaba todo, sigilosamente adivino tus movimientos y no hago nada por una simple razón: no quiero una mujer así.

No quiero una compañera que oculta el rumbo de sus sueños, no quiero que me oculten las cosas que son obvias, pues es obvio que no has perdonado ni has superado tu pasado e inconscientemente quieres que vuelva, quieres tener algo de aquello que perdiste y aunque eres consciente que no es posible te conformas con las migajas que te lanzan y que tú tomas destruyendo lo que dificultosamente construimos.

Es triste y lo acepto, es una premonición, una quimera, un presentimiento que me persigue. Para mi, es caminar a tientas, pero tu sabes a que me refiero, tú sabes que es lo que estas haciendo y que es lo que vas a hacer.

Compañera mía, todo fue tan bonito que lo guardaré así, cuando llegue el momento del adiós nada cambiara de tí, seguirás siendo mi princesa, seguirás siendo la niña que cambió mi vida, mi chica ideal y a pesar de todo te querré mas. Extrañaré tus ojos, tus labios, tu cuerpo y tu personalidad tan parecida a la mia.

Si algo debo decirte niña, no será reclamarte por arruinar todo, eso queda en ti, solo te digo una cosa: VIVE. Vive mi amor, vive mi vida, vive mi princesa, vive y deja atrás ya tu pasado, no esperes que regrese, que no te ate nada, ama sinceramente, ama con toda tu alma y verás que ningún motivo tendrás para ocultar algo, entrégate totalmente y tendrás el mundo a tus pies, ama y díselo al mundo, díselo a tus padres, enfréntalos, enfrenta a tu pasado, y disfruta del verdadero amor. Es una lástima que no pudo ser conmigo y eso me pone triste.

No te preocupes por mi, este sufrimiento lo conozco, si vieras las cicatrices de mi corazón entenderías que esto será mas fácil para mi de lo que crees. Lo que si no puedo evitar es el sinsabor que me deja este nuevo intento en mi vida, realmente pensé que contigo lograría encontrar lo que siempre he buscado, pensé que contigo al fin tendría la estabilidad emocional que necesito pero no lo has querido así.

¿Sabes una cosa? Cuando estés ahí, frente a tu pasado, perdona. Perdona lo que te hicieron y lo que tú no hiciste, perdónate a ti misma y por primera y definitiva vez, déjalo ahí, atrás, poco a poco en el olvido, cura tus heridas, cierra las cicatrices y sigue adelante. Y nunca olvides que tuvo que pasar todo esto para sanar, tuve que llegar a tu vida para que cures tu pasado, tal vez esa fue mi función en tu historia.

Sin duda el amor de tu vida te espera en otro lado, no ahí donde vas a ir, ni conmigo, el amor de tu vida está en el lugar menos esperado, donde tu corazón decida entregarse totalmente, sin sombras, sin temores, sin rencores, sin mentiras y sin distancia que no valga la pena.

Eres joven y hallarás a esa persona con quien te sentirás diferente que con el resto y sola te darás cuenta, sentirás lo que siempre quisiste sentir y cuando eso pase, no cometerás los mismo errores pues habrás aprendido a amar y al fin serás completamente feliz.

Al margen de todo, tengo cierta emoción, pues también entiendo que debe existir alguien para mi  que todavía no encuentro, ¿cómo será? pensé por mucho tiempo que eras tú, pero los hechos dicen lo contrario. Ciertamente ya tengo mucha desconfianza en mi destino y lo que tenga que llegar que llegue, no sé ni cuando ni donde ni cómo pero ojalá me de cuenta pues soy algo despistado para esto.

Anda mi amor, no dejes de ir y piensa en mi, recuerda nuestros momentos y nuestras locuras, sonríe a tu pasado y despídete de él, y también de tu presente, pues es lo que toca y cuando estés triste porque ya no lees mis palabras pregúntate a ti misma si valió la pena ir y sacrificar lo nuestro.

Lamento no haber sido suficiente motivo para que no hagas lo que vas a hacer, lo siento sinó pude hacer que todo quede atrás y que tu pasado no importara, pero a pesar de tener una mochila mas grande y pesada que la tuya, tú no pudiste cargar la propia.





















martes, 13 de marzo de 2018

Conscupiscencia

Yo acepto que cometan 
cualquier tipo de error conmigo, 
pero no las mentiras, 
esas no son errores, 
son decisiones con intenciones.


Está claro que es un amor bastante voluble, inestable, que por mas intentos de sosegar mi corazón, no existen momentos calmos, mientras eso ocurre algunas preguntas atraviesan el patio central de mi mente que da a mi corazón... ¿siempre habrás sido así? ¿siempre que alguien te ofreció la absoluta confianza, entregando sus lastimados sentimientos, actuaste así, a sus espaldas? ¿Saboteando la relación que podría ser un paraíso y que tanto trabajo costó construir? Es una tarea insondable entender esa conducta auto destructiva.

Es difícil encontrar el camino contigo, pues por mas tomados de las manos que estemos siempre harás algo que nos separe y siento pena, pena porque te quiero y pena porque tambien siento que me quieres, aunque no lo suficiente para evitar una situación con la mas simple verdad, que estas medio-enamorada.

A veces pienso que soy yo, soy tan inseguro que pienso que no soy suficiente para ti y por eso buscas lo que no tienes conmigo, no sé si halagos, venganza, tiempo o romance pasajero y barato, aunque debe quedar claro que eso no me molesta, pues somos adultos para saber en que nos metemos, lo que me enfada es que brindándote la absoluta confianza no me digas nada y sigas ocultando tonterías, es precisamente eso, sé lo que ocultas, no sé por qué lo haces, solo te digo que estas jugando con alguien que hace tiempo dejo de merecer eso.

¿Siempre mientes? Que intriga. Estoy en un punto en el que tengo pocas certezas sobre lo que dices, escribes y haces. Y aunque soy vulnerable hoy, puedo dejar de serlo mañana, ten presente siempre que para un tonto, hay tonto y medio y para una pendejada, hay pendejadas y media del otro lado.




viernes, 9 de marzo de 2018

Dímelo...

Dime si alguna vez no se te vino mi recuerdo súbito a la mente atrapando tu conciencia temporal, socavando en lo profundo de tu orgullo y envolviéndote el alma con una sonrisa extrañamente natural.

Dime si en algún momento y en algún día mi nombre recorrió tus ojos, verdaderamente oceánicos, absortos como hoy los imaginé después de escuchar nuestra canción.

Dime si luego que nos separamos pensaste en volver del arrepentimiento de una decisión que por un largo tiempo lamentaste pero que debías tomar para no acabar siendo terriblemente feliz e infeliz a la vez.

Dime si en algún momento pensaste "es el amor de mi vida" y tenías razón pero te dio vergüenza decirlo pues no tenias la certeza de recibir la misma respuesta.

Dime si después de tanto tiempo aún sientes que al encontrarnos te pondrás nerviosa por lo que yo pueda decir pues a pesar de tu felicidad actual nunca sonreíste tanto como cuando estábamos juntos.

Dime si al verme hoy, esas mejillas se sonrojaron por el tiempo, por lo diferentes que estamos o por lo poco que hemos cambiado.

Dime si esa sonrisa que hicieron brillar tus ojos solo son el pasado que se hizo presente y que revolvió todo mi ser.

Dime por favor pues creo que siempre fuiste tú y frente a tus ojos no puedo ocultarlo, pues el nerviosismo que notaste fue eso, fue entender que siempre esperaré por ti y que solo tú haces que todo mi ser vibre de una inexplicable manera, pues increíblemente después de siete años tus ojos siguen reflejando mi alma.


jueves, 18 de enero de 2018

Castillo de naipes

Escrito en sánscrito, oculto en ámbar, atrapado en roca. Ha realizado los mayores esfuerzos en tratar de descubrir a un hombre capaz de amar, a un ser lleno de emociones que navegan una tras otra en el océano absurdo de la sinceridad. Un individuo que no es y que por mas intentos que haga, no logrará ser nunca.

Divaga entre la duda de ser o no ser, de entregar o desestimar, de disfrutar o comprometerse. El hombre que no quiere amar no busca la felicidad, busca su sosiego, busca la estupidez de lo absurdo, encuentra un espejo, inerme, absorto, vacío, culpable de lo que le pasa.

Cuando encuentra una imagen del suceso en su cabeza, volará a posarse en otra rama, huirá casi con desprecio aparente pero desgarrado por dentro, destruido por la debilidad que ha construido en su ser. Ahora no hay mas camino que el abismo, ninguna vereda, solo una vía que lleva a su muerte, ¿pero saben una cosa? - el hombre que no ama va silbando la tonada alegre de una canción irrepetible cuya melodía solo suena en su cabeza pero que es la mejor canción para la muerte que lo espera al final del camino.

Asimila su destino con estoicismo y rara vez sonríe, solo observa como se va diluyendo entre risas de su alma que le había advertido precisamente de estas consecuencias. Definitivamente su carácter esta torcido por los nobles sentimientos que acarició casi con miedo pero que se incrustaron como espinas despreciando su dolor. ¿alguna vez algo de todo aquello fue verdad? se pregunta mientras silba la tonada alegremente. Sabe la respuesta pero le da miedo pensarla, le cunde el pánico cuando los recuerdos sustituyen los conceptos de su mente, reniega del tiempo desperdiciado caminando en una sola vía a pesar de su alegre silbido.

¡La canción! al fin recuerda, es una extensión de su vida, precaria y obtusa, carente de cimientos, un castillo de naipes, de inacabables pisos que se van formando año tras año, mes por mes, día tras día. una maraña de situaciones construidas sobre una delgada plataforma que se hace mas delgada conforme al peso que le agregan y sobre todo, una distancia que a pesar de la inmensidad, se hace mas lejana con las palabras perdidas entre los árboles que no dejan ver sus ojos claros.

Lo absurdo es que a pesar de estar de camino al calvario, los naipes no se caen, resisten, oblongos, blandengues, mientras el silba su tonada, su réquiem trastocado en una melodía inacabable y disparatada.





miércoles, 10 de enero de 2018

Grenade...

Debí haber sabido desde el primer beso que me darías problemas, tenias los ojos abiertos
¿Por qué estaban abiertos?
Te di todo lo que tenía
Y lo tiraste todo a la basura
Tu lo arrojaste todo a la basura, lo hiciste
Dame todo tu amor es todo lo único que te he pedido, porque lo que tú no entiendes es que...
Agarraría una granada por ti.
Me cortaría una mano por ti.
Saltaría delante de un tren por ti.
Sabes que haría cualquier cosa para ti.
Atravesaría todo ese dolor, dispararía una bala a través de mi cerebro,

Sí, yo moriría por ti, pero tú no harías lo mismo.